• No hay productos en el carrito.

PRINCIPIOS COMUNES DEL COACHING Y LA MEDIACIÓN

¿Qué es coaching?

Coaching es el arte de hacer preguntas para ayudar a otras personas, a través del aprendizaje, en la exploración y el descubrimiento de nuevas creencias que tienen como resultado el logro de sus objetivos.

Es un sistema que incluye conceptos, estructuras, procesos, herramientas de trabajo e instrumentos, que tiene como meta el desarrollo de los talentos individuales de las personas en el trabajo, atendiendo siempre a la medición del desempeño individual, los resultados del equipo y la presencia de amor por el trabajo y la pasión por la excelencia.

¿De qué hablamos de mediación?

La mediación es un puente a la resolución de disputas que incluye a una tercer persona «el mediador»; este es imparcial y participa con un rol neutro. La mediación tiene como función ayudar a las personas que están “atascadas” en una disputa, permitiéndoles negociar de forma consensuada, alcanzando una resolución satisfactoria a la misma.

En este sentido el papel del mediador, consiste en construir puentes de comunicación entre las partes, con el objeto de que ellas mismas encuentren soluciones a sus conflictos.

Principios comunes del coaching y la mediación

En este artículo sólo nombraremos tres de ellos, principio de voluntariedad, neutralidad, confidencialidad, ya que a mi parecer, todos ellos podrían aplicarse tanto en procesos de coaching como en procesos de mediación.

Voluntariedad

En este primer principio, tanto el coach como el mediador, en el ejercicio de sus respectivas profesiones, han de regirse por el principio de voluntariedad, que son procesos voluntarios para las partes mediadas en el proceso de mediación y para los coachees o clientes en el proceso del coaching. Esto significa que las partes pueden desistir en cualquier momento voluntariamente del proceso.

Neutralidad

El segundo principio de neutralidad también sería común a ambos. En el caso de la mediación, no es el mediador quien toma parte o se decanta por alguna de las partes respecto al conflicto objeto de mediación, sino que son las propias partes involucradas las que lo hacen y toman sus propias decisiones.

De forma similar, en el proceso de coaching, el coach conduce  o dirige el proceso  ayudando al coachee a decidir por sí mismo que es lo que quiere hacer, qué pasos o decisiones ha de tomar, fortaleciendo y apoyándolos positivamente en cada momento del proceso sin intervenir personalmente en las decisiones de su cliente.

Confidencialidad

El principio de confidencialidad, en la mediación, supone que no podrá ser revelada por ninguna de las partes ni el mediador, ninguna información referente al procedimiento, únicamente pudiendo trascender el resultado final de acuerdo o no acuerdo.

En el coaching igualmente, el coach, se compromete a que toda información sacada en el proceso no deberá ser revelada y deberá ser tratada con la más absoluta confidencialidad y discreción. En este sentido, ambos deben aplicar sendos códigos deontológicos que garanticen esta confidencialidad.

Otros principios que pueden aplicarse

Además de los tres principios nombrados, en medicación podemos hablar de dos principios más, los principios de igualdad e imparcialidad.

Personalmente considero que estos dos, no son aplicables estrictamente al proceso de coaching, en cuanto que, el principio de igualdad es aplicable a todo el proceso de mediación, no siendo así para los procesos de coaching personal.

Principios de igualdad aplicable a mediación: – Igualdad de oportunidades, equilibrio de posiciones, respeto al turno de palabra, etc.

Principios de igualdad no aplicables a coaching personal:- No existen dos partes que tienen que resolver un conflicto, ya que el coaching personal esta dirigido a una única persona, el coachee. El coach ayuda al coachee, desde una perspectiva neutral, siendo el propio coachee quien da resolución a sus propios conflictos.

Incluso si nos centramos en los casos de coaching de equipos, por ejemplo aplicado a sistemas empresariales, podría ser necesario establecer reglas o criterios de actuación, herramientas y técnicas específicas y diferentes para cada situación, rol o puesto en concreto.

Respecto a la aplicación del  principio de imparcialidad, es diferente en cada proceso. En la mediación es necesario garantizar que el mediador no pueda actuar en perjuicio o interés de cualquiera de las partes; esto no ocurre en el coaching personal, por ser lógicamente una única sola la parte implicada.

Desde QR consultoría, podemos ofrecerte servicios relacionados a estos temas, a medida o prediseñados. Puedes conocer más en el siguiente link o contactarnos a través de mail.

Próximo servicios en coaching empleabilidad, consultar.

6167f8d46af0c bpfull
Últimas entradas de Elena Comes F. (ver todo)
5 de febrero de 2022
× ¿Cómo podemos ayudarte?
X