• No hay productos en el carrito.

MINDFULNESS: QUÉ ES Y PARA QUE SIRVE

No es nuevo para nadie palabras como estrés, depresión, malestar, irritabilidad, cansancio, etc. Llevamos una vida de locos, nos hacemos responsables de más de lo que podemos y nos da verguenza afirmar o contar que no somos capaces, emocialmente, de poder llevar tanto. No me refiero a no ser capaces de ejecutar tareas, sino a cargar diariamente con la presión social y laboral.

«Vamos como pollos sin cabeza», le escuchaba decir a Victor Kupper, y coincido es que así es. No solemos meditar ni reflexionar sobre lo que hacemos, mientras lo hacemo. Por lo normal vamos en automático todo el tiempo, y sin pensar mucho porque hacemos o decimos las cosas.

Nos sentamos en el salón de casa para ver una película y ya no somos capaces de focalizarnos en una sola cosa, tomamos el celular para hacer una búsqueda o jugar a candy crush. Nos vamos de fin de semana, y terminamos presionando al camarero de un restaurante porque tardan en atendernos o traer lo pedido, cuando ellos son los que están trabajando, y nosotros los que estamos en tiempo de descanso. Relax!

Consecuencias del estrés por excesivas tareas o responsabilidad asumida:

  • Irritabilidad
  • Presión
  • Insomnio
  • Tensión muscular, problemas estomacales y dolores de cabeza
  • Reacciones alérgicas (eczema y asma)

En definitiva, nos acaba provocando un gran nivel de estrés. Por suerte, el mindfulness es una practica que nos puede ayudar a paliar todos estos efectos.

¿Qué es mindfulness?

Mindfulness es un concepto psicológico que significa «atención plena». Consiste en tomar conciencia del momento presente focalizando la atención en los propios pensamientos, emociones, en las sensaciones corporales, en la respiración o en el ambiente que nos rodea (sonidos, olores, temperatura etc).

Esa consciencia en el momento presente ha de estar desprovista de juicios, es decir, se trata de focalizar la atención pero sin juzgar, sin interpretar, sin justificar. «Simplemente prestar atención», Juan Manuel Medina.

Mindfulness nos recuerda que debemos escuchar lo que nos dicen, en lugar de improvisar una respuesta basada en nuestros visión limitada, cerrándonos la oportunidad de analizar una nueva perspectiva, una forma nueva de ver las cosas.

El mindfulness se puede practicar en cualquier lugar, por cualquier persona, es una manera de escucharte y centrarte en lo que dices, una especie de terapia no sólo de relajación sino también de objetivos.

¿Cuál es el objetivo del Mindfulness?

El objetivo del mindfulness es lograr un profundo estado de conciencia libre de juicios sobre nuestras sensaciones, sentimientos o pensamientos, prestar atención a lo que acontece en nuestro interior en cada momento.

El objetivo es que la persona pueda observar sus pensamientos con perspectiva, sin sumergirse en el contenido de los mismos.

Estas técnicas persiguen una atención total al momento presente; reconocer nuestros pensamientos pero aceptarlos sin juicios, poniendo en duda nuestros patrones mentales habituales, nuestra habitual forma de pensar.

¿Quién puede practicar Mindfulness?

Esta práctica es apta para todo tipo de personas con independencia de su edad o condición. Se aconseja empezar con sesiones cortas de no más 10 minutos para ir acostumbrándonos a la práctica. Si se sobrepasa el tiempo indicado al principio puede generar frustración por no conseguir focalizar la atención y procurar la evasión. 

Lo ideal es practicar mindfulness en un lugar cerrado, libre de ruidos externos, con una temperatura apacible y donde estar cómodos. Se recomienda ropa cómoda y realizar la práctica en una posición sentada, con la espalda recta y sin tensiones.

¿Qué beneficios tiene el mindfulness? 

Esta disciplina puede mejorar la percepción del dolor en enfermos crónicos, resultando en un mayor bienestar emocional. La práctica del mindfulness también mejora la capacidad de concentración y atención lo que resulta en una mayor eficiencia a la hora de realizar cualquier tarea.

Resulta muy positivo para manejar las situaciones de estrés y mejorar los estados de ansiedad ya que ayuda a reducir los niveles de cortisol (la hormona responsable del estrés) de nuestro organismo.

Su práctica continuada favorece el sueño nocturno por lo que resulta muy positivo como tratamiento contra el insomnio. Y en general mejora nuestra inteligencia emocional, ya que nos permite afrontar nuestros pensamientos y emociones e interpretar las situaciones con perspectiva, sin juzgar y sin vernos arrastrados por ellos.

Aumenta nuestra visión y perspectiva, nos ayuda a no cerrarnos en una sola idea. Mindfulness mejora nuestra objetividad y nuestra eficacia en la resolución de los problemas.

Esta práctica nos hace mejores personas, ya que al ser más conscientes de nosotros mismos, somos menos críticos con las acciones y actitudes de los demás. Potenciamos un lado más empático, más compasivo, desarrollamos nuestra inteligencia emocional.

¿Cómo se práctica el mindfulness?

Existen dos opciones: prácticas formales como son la meditación y el yoga, o prácticas informales en las que se trata de desarrollar la actitud y aptitud mindfulness en actividades de la vida cotidiana.

Puedes empezar a practicar el mindfulness tu mismo de una forma muy sencilla. En distintas situaciones de tu vida cotidiana, para un momento, presta atención y toma conciencia de estas 3 cosas:

  1. Conciencia situacional: ¿Dónde estoy? ¿Qué está sucediendo? ¿Quién está a mi alrededor?
  2. Conciencia de la acción: ¿Qué estoy haciendo?
  3. Conciencia corporal: ¿Cómo es mi posición corporal? ¿Qué siento? ¿Cómo está mi energía?

Consulta nuestro Curso en Mindfulness, y aprende a ser más consciente. El estrés no es bueno y debemos vivir sin tanto cortisol, que tanto afecta a nuestro estado de salud.

ADMINISTRACIÓN EPIM
Últimas entradas de ADMINISTRACIÓN EPIM (ver todo)
13 de abril de 2022
× ¿Cómo podemos ayudarte?
X