• No hay productos en el carrito.

¿QUÉ ES LA GESTIÓN DE LA INNOVACIÓN?

Innovar está de moda, todos hablamos de innovación y desarrollo, y en tiempos de pandemia casi que se vuelve obligatorio para todas las organizaciones.

¿Qué es exactamente la innovación y porque hablamos de gestionarla?

La innovación deriva de la palabra latina “innovare” y significa “renovación”. Desde el punto de vista económico, la innovación es algo nuevo que aporta beneficios a una organización y/o sociedad.

“La mayoría de las innovaciones, especialmente las de mayor éxito, son el resultado de una búsqueda consciente y deliberada de oportunidades de innovación que solo se encuentran en ciertas situaciones”. Peter Drucker (The Discipline of Innovation, 1985)

Cuando pensamos en innovación, pensamos en conceptos como “idea”, “nuevo”, “sorprendente”, “llamativo”, “vendible”, entre otras. En definitiva, se busca “inventar un algo” que nos siga manteniendo activos en el mercado sin perder participación.

Podríamos decir que innovar es, dar forma a un pensamiento creativo para lanzarnos con un producto o un servicio nuevo, con el que agregamos “valor” a un mercado meta, y a que su vez genera un “valor” para nuestras empresas.

Otra palabra que está de moda es gestión”, luego es imperativo hablar de como gestionamos la innovación.

“La gestión de la innovación involucra la organización y dirección de los recursos de la empresa para impulsar la creación de nuevos conocimientos, generar ideas que permitan desarrollar nuevos productos, procesos y servicios.”

Medidas para promover la Innovación en las organizaciones y generar beneficios:

  • Nuevos productos y servicios para conquistar nuevos mercados.
  • Mejora de los productos y servicios para diferenciarse de la competencia.
  • Mejora de los procesos internos para fortalecer la empresa desde dentro o para ahorrar costes.
  • Desarrollo de nuevos modelos de negocio para explotar nuevas fuentes de ingresos.

Tercera palabra que está de moda es “mejora continua, Kaizen

La innovación es renovación. Mejorar es hablar de implementar algo nuevo, pero con un menor grado de novedad, ya que lo que se busca con la mejora es optimizar un proceso, producto, servicio o un resultado. Siendo el objeto de lo anterior, el de “perfeccionar” el actual y presentar un nuevo escenario desde el que seguir innovando y mejorando.

La línea entre innovación y mejora es indeterminada. Lo que es la innovación y lo que es la mejora no se puede definir claramente y difiere según el espectador”.

Recordemos el “Ciclo PDCA” o “Círculo de Deming”, ya que fue el Dr. Williams Edwards Deming uno de los primeros que utilizó este esquema lógico en la mejora de la calidad y le dio un fuerte impulso. Las siglas PDCA son el acrónimo de las palabras inglesas Plan, Do, Check, Act, equivalentes en español a Planificar, Hacer, Verificar, y Actuar.

La búsqueda de la mejora continua tiene una larga tradición en las empresas. Engloba una variedad de métodos orientados a optimizar nuestra productividad, a través de nuestros procesos y siempre con un enfoque hacia el cliente.

Si hablamos de mejora continua, hablamos de innovación y por ende debemos de nombrar una cuarta palabra que es “calidad”, ya que todos estos conceptos tienen su origen, no en la búsqueda de crear algo que satisfaga las necesidades económicas de una organización, sino en alcanzar a cubrir las expectativas de nuestros clientes, ofreciendo productos o servicios de alta calidad que haga que nuestra marca no pierda participación de mercado, credibilidad y la confianza de nuestros consumidores.

Algunos métodos o conceptos relacionados con “mejora”:

  • Kaizen: “Ningún día debe pasar sin que la empresa mejore”.
  • Gestión de calidad total (Total Quality Management -TQM): Busca aumentar la calidad de los procesos y productos. Involucra a los empleados para aumentar la satisfacción del cliente.
  • Sugerencias desde los equipos: Busca incentivar la colaboración de los empleados. Los hace partícipes de los procesos, escuchando sus ideas, sugerencias u opiniones que ayuden a seguir mejorando.
  • La mejora y la innovación van de la mano. Una empresa debe adoptar tanto la mejora continua como la innovación.

En definitiva, todo esfuerzo de Mejora Organizacional está fundamentado en al menos dos principios básicos: Innovación y Mejora Continua.

  • Innovación: Es la capacidad de la organización para lanzar al mercado nuevos productos, nuevos sistemas de comercialización, nuevos empaques, nuevos procesos y en general hacer realidad las nuevas ideas y teorías.
  • Mejora Continua: Es la capacidad de la organización para hacer retoques y adaptaciones a los productos, sistemas, empaques, procesos e ideas que está aplicando en la actualidad. 

Las 4E´s de la Innovación y la Mejora continua:

  • Eliminación: Todo aquel recurso, actividad, actitud, hecho o cosa que no forma parte o no se desea en su organización y de identifica como especial.
  • Evolución: Se debe eliminar las barreras que pueda tener la organización y dar paso a pensamientos o ideas que nos hagan ser creativos, abriendo nuevas oportunidades de identificar mejoras o crear nuevos productos o servicios.
  • Experimentación: Para saber si lo que piensas es viable o no, solo se sabe experimentando, ensayando y midiendo. Solo cuando das el paso y nos probamos, es cuando realmente sabremos si la idea puede ser exitosa.
  • Estandarización: De nada sirve mejorar si no estandarizamos, una vez encontramos una mejora debemos implementarla y ponerla en práctica en toda la organización, es la única manera de seguir avanzando y no entrar en un bucle de estar siempre corrigiendo los mismos errores.

En conclusión, cuando hablamos de gestionar la innovación, no podemos dejar de lado conceptos como mejora continua y calidad, ya que todos se complementan. En estos tiempos difíciles que vivimos, debemos de reflexionar sobre qué actividad desarrollamos, abrir la mente a nuevos emprendimientos. L situación es de alta incertidumbre económica, a veces solo podemos asumir riesgos para crear una nueva oportunidad de negocio que nos mantenga a flote.

La idea es no perder el foco de lo que los clientes esperan de nosotros. Debemos ser capaces de empatizar con sus necesidades, conocer cómo piensan y darles aquello que necesitan. Por otro lado, no se debe bajar la guardia en cuando a nuestra propuesta de valor, mejorar nuestros procesos e innovar en aquellos donde y a pesar de las mejoras, no se alcanzan los objetivos fijados.

Si lo que haces no resulta, incluso después de la mejora, solo les queda un camino, innovar y desarrollar algo nuevo.

Infórmese en info@epim.es y le contaremos como y de qué manera podemos ayudar a su negocio a seguir siendo competitivo, productivo y rentable.

Con gusto, espero sus comentarios. No olvides compartir, tu recomendación es importante para nosotros.

Últimas entradas de Raquel Cutillas H. (ver todo)
3 de septiembre de 2021
× ¿Cómo podemos ayudarte?
X