• No hay productos en el carrito.

GESTIÓN DEL CLIMA ORGANIZACIONAL EN TIEMPOS DE COVID-19

La Gestión del clima organizacional tiene como objetivo primordial, transformar a la organización de tal manera que las personas no solo trabajen para conseguir resultados sino que además se sienta valorados.

Además de lograr los resultados hay otras fases importantes para que la organización muestre su máximo potencial. Los equipos de trabajo se deban sentir orgullosos de ser parte de la organización y deseo de asistir todos los días a trabajar y a colaborar por construir algo más grande.

Si bien es verdad que hay muchas organizaciones que alcanzan resultados de sus equipos de trabajo en positivo, lo hacen dentro de un ambiente tóxico y otras malinterpretan el buen clima con divertidas actividades sociales. Es por ello, por lo que hoy en día la gestión de clima organizacional es parte vital en la planeación de estrategias de las organizaciones, donde los líderes gestionan la motivación de cada uno de sus equipos de trabajo con los objetivos trazados y las mejoras de beneficios y mejoras económicas.

Es significativo conocer, que hay diferentes tipos de climas organizacionales y saber cuál es el más adecuado para nuestra organización; además es importante estar al corriente de si estos dan buenos resultados, como ayudan a la eficiencia y eficacia en los empleados. 

Podemos nombrar los climas organizacionales como: 

  1. Autoritarismo explotador: En este clima la dirección no tiene confianza en su equipo de trabajo y siempre las decisiones las toman los jefes, los empleados no trabajan a gusto, trabajan descontentos y sin motivación. 
  2. Autoritarismo Paternalista: En este clima es donde los jefes tienen una confianza condescendiente con sus empleados y juega mucho con las necesidades sociales que tengan sus empleados.
  3. Consultivo: Los jefes tienen confianza y participa a sus empleados las decisiones y les permite opinar sobre las mismas, la comunicación es de tipo descendente, en este clima se presenta un ambiente bastante dinámico.
  4. Participación en grupo: Los jefes tienen plena confianza con sus equipos de trabajo y la comunicación es ascendente y descendente y también lateral, todos forman un equipo para alcanzar los fines y los objetivos planteados para que se establezcan bajo la forma planeada de estrategia, los empleados están muy motivados por la participación e integración.

Por todo lo expuesto, se puede decir que hay 2 tipos de clima que son los más idóneos para la aplicación en las organizaciones como lo es el clima consultivo y el clima participativo en grupo, ya que los dos involucra a los equipos de trabajo a la identificación de los objetivos y así también estarán más motivados y se sentirán en un ambiente más cómodo.

Durante mi experiencia laboral, he podido comprobar la importancia que se merece una buena gestión del clima organizacional, donde no es discutible la diferencia entre ser jefe o gestionar con liderazgo. Un líder tiene una responsabilidad de efecto significativo sobre su equipo de trabajo, y es por ello por lo que tienen el deber de construir un clima óptimo en la organización. Los líderes causan una impresión significativa en el proceso emocional de las personas a cargo, ya que la importancia de sus actos siempre va a ser muy elocuente sobre ellos.

En medio de esta emergencia sanitaria que estamos viviendo a nivel mundial – unos países con mayor perjuicio que otros – la gestión del clima organizacional tiene que ser efectiva y exhaustiva, para que todo el personal sienta que esto va a pasar y que sus líderes están buscando su bienestar tanto físico como psicológico.

Cada vez es más habitual, que los líderes realicen videoconferencias de seguimiento con sus equipos de trabajo, ya no solo para conversar del trabajo en sí, sino también para saber cómo están, como se sienten, que piensan y como están llevando esta emergencia sanitaria. Ese acercamiento, hace que el equipo sepa qué son parte de la empresa, y el efecto de satisfacción es en ambos sentidos, pues el feedback lo expresan todos, jefes y empleados, pasamos de iniciar una reunión a tener una junta, donde hablamos con confianza y soltamos todas las emociones negativas, logrando dar un clic de cierre de reunión cargados positivamente pues sabemos que somos parte de un equipo donde a pesar de las adversidades seguimos remando juntos por un fin común, que no es otro que el de respetar el trabajo pues al fin al cabo, es el sustento que nos mantiene a las familias.

Los líderes han marcado una diferencia notable con respecto a los perfiles de “Jefe” que hemos tenido y seguimos teniendo en algunas organizaciones, y es este cambio de mentalidad, de querer involucrar a los empleados en el funcionamiento de las empresas el que ha permitido que, a pesar de la cuarentena, muchos de ellos puedan trabajar en remoto manteniendo la lealtad hacia su trabajo por el cariño y el respeto que le procesan a sus líderes. 

Asimismo, podemos expresar la contraparte, hay organizaciones que independientemente de la crisis que atravesamos, prefieren retraerse, y no ser comunicativo, suelen ser personas que no comparten los resultados, que se estresan y no piden ayuda, exigen acciones o pautas que muestran incoherencia con el entorno o el contexto que nos rodea, y terminan diciendo cosas que no sienten, producto de su malestar, ya sea por interés privado o general. En cualquier caso, vivimos momentos difíciles y ahora más que nunca debemos trabajar la empatía y ser conscientes de nuestras emociones y la de los que nos rodean. 

QR Talent, les sugiere a los responsables que sean líderes, que, en estos momentos de emergencia sanitaria, sepan tender la mano a sus equipos de trabajo, no solo para ver si los objetivos se están cumpliendo – que por supuesto, se debe conversar, analizar y seguir motivando para alcanzarlos – sino también para conocer el estado anímico de los empleados. Una buena motivación puede, sin lugar a duda, mejorar el desempeño. Debemos como equipo, también saber valorar al líder, no hay que olvidar que ellos también padecen y viven el reto que nos presenta la pandemia, por lo que “Uno para todos y todos para uno”.

Siete claves para que la motivación no caiga:

  1. Trabajo en equipo, el trabajo no está listo si aún no está como lo pide el cliente, es decir, no trabajamos por áreas, trabajamos en una cadena, la fuerza la hacen muchos eslabones tirando juntos, nunca uno solo. 
  2. El trabajo debe ser agradable, si ahora trabajamos desde casa, entender y facilitar el entorno que rodea a cada empleado, así como este debe facilitar y propiciar que su contexto no afecte al equipo, ni a su desempeño.
  3. Participación en la toma de decisiones, es bueno aportar. Siempre es mejor caer porque tomaste una decisión a caer porque no hiciste nada. Comunicación e Información, no se debe esconder al equipo los datos que ayuden a decidir correctamente. En un equipo nadie es estrella. 
  4. Formación continua, autónoma y auto liderada. Las empresas pueden proporcionar y deben capacitar, ¿pero eso no frena a que tú como profesional puedas seguir creciendo y quién sabe?, quizás la mejor idea surja de aquello nuevo que aprendiste.
  5. Reconocimiento de logros, no hace falta comprar chocolates ni flores, una mirada, media sonrisa o un simple Emoji, puede enviar el mensaje con mayor carga positiva que jamás pudieras imaginar. ¡Bien! ¡Lo logramos, Gracias Equipo!… puff un subidón de energía para seguir trabajando con ánimo!
  6. Promocionar y mejorar condiciones, esta acción anima, por supuesto que sí, pero la número 5 perdura más y es más fácil de aplicar, no siempre nos pueden mejorar las condiciones. 
  7. Hacer equipo, potenciar la comprensión y la empatía. Esta es clave para que los eslabones de una cadena NUNCA se rompan. Cuando logramos entender las emociones de nuestro equipo sin que su boca pronuncie palabra, en ese momento créeme que tienes una nueva familia, pero en el trabajo. 

Desde QR Talent ofrecemos servicios de calidad y garantizados, de reclutamiento y selección de personal, así como también ayudamos a las organizaciones a gestionar el cambio y liderar sus negocios optimizando los recursos en busca de conseguir los objetivos. 

Muchas empresas siguen haciendo lo mismo, pero en remoto y les funciona, otras siguen pensando que tienen que hacer lo mismo pero online, y se conforman con un 80% de satisfacción. Otras no han hecho nada y han perdido el 60% de sus ventas. 

Si tienes recursos y un objetivo, déjanos ayudarte a mejorar el método, el camino para seguir alcanzando las metas de tu negocio a veces no solo es óptimo sino necesario, asegurar que seguimos dando a nuestros clientes los que nos comprometimos a darles, pero ahora dentro del contexto que nos rodea, la pandemia por COVID-19.

Infórmese en talentohumano@qrconsultoria.com y le contaremos como y de qué manera podemos ayudar a su negocio a seguir siendo competitivo, productivo y rentable.

Para capacitaciones online, conozca nuestra nueva división de Formación para profesionales en www.epim.es.

Con gusto, espero sus comentarios. No olvides compartir, tu recomendación es importante para nosotros.

Últimas entradas de Raquel Cutillas H. (ver todo)
2 de septiembre de 2021
× ¿Cómo podemos ayudarte?
X