• No hay productos en el carrito.

EL MERCADO LABORAL DISCRIMINA A LOS MAYORES DE 55 AÑOS

El pasado agosto de 2021, el periódico “Eleconomista.es” abría noticia con el siguiente titular “El 64% de las empresas tienen problemas para contratar talento senior”. Este titular se apoyaba en el estudio realizado por Manpower Group de proyección de empleo para el tercer trimestre de 2021.

El estudio citado concluye que las empresas tienen problemas para conseguir captar talento senior con la experiencia, capacidades técnicas y habilidades sociales necesarias. Afirma que un 64% de los empresarios españoles asegura que es difícil encontrar perfiles con las competencias requeridas. A nivel mundial, el 69% de las empresas indican desajustes de talento. La expectativa de creación de empleo en España se sitúa en cifras pre-COVID, en línea con el clima optimista de los 43 países analizados, e impulsada por las regiones de Levante (+17), Cataluña (+7) y Noroeste (+11) del país.

La pandemia ha llevado a las empresas a realizar cambios hacia la implementación, mejora o innovación de nuevas tecnologías digitales que les permitieran continuar con sus actividades empresariales sin necesidad de desplazamientos y reduciendo el contacto. Estos cambios vienen para quedarse, ya no hay marcha atrás, la tecnología se abre paso rudamente con la llegada del COVID-19.

¿Qué piensan ustedes? ¿Creen que la llegada del COVID ha puesto de manifiesto las deficiencias de los senior en el uso de las nuevas tecnologías? ¿Es difícil encontrar un perfil senior cualificado o están las empresas discriminado por la edad? ¿Pandemia, tecnología o salarios menores?

“Las empresas buscan ‘millennials’ que les dan más tiempo por menos dinero” – Lucia Tolosa. (2021). «Desempleados con más de 55 años«

En España contamos con 496.000 ciudadanos de entre 55 y 64 años que están en paro, lo que supone un 12.5% de la población activa, según datos de la EPA. Son muchos los seniors que manifiestan desesperación y frustración ante las dificultades de conseguir empleo.

Queremos gente joven, su perfil no nos vale”, «Usted está sobrecualificado»

Aunque el desempleo en los jóvenes es superior al 21.4%, los seniors lo tienen más complicado para reinsertarse al mundo laboral. El 15% de los desempleados entre 25 y 34 años pueden estar en paro un año, mientras que los mayores de 55 años permanecen sin empleo por periodos de dos o más años, según el INE.

“Hay un empobrecimiento de las condiciones laborales colectivas, pero los jóvenes lo normalizan más” “Antes defendías tu empresa porque era tu casa. Ahora ya no, porque todo es temporal y precario

¿Están las empresas prefiriendo menos experiencia en compensación a pagar menos salarios? Todo apunta a que hay bases para creer en que así está sucediendo.

Otro antecedente relevante por mencionar, “La crisis del coronavirus ha acelerado la tendencia a despedir en función de la edad y las mujeres son uno de los colectivos más perjudicados”

¿Se deberían realizar procesos de selección sin conocer la edad y el género de los candidatos? ¿Qué piensan sobre esto?

El 83% de los Responsables de Recursos Humanos no ha contratado a ningún mayor de 55 años en el último año y el 40% admite que la edad le genera dudas para el desempeño del puesto, según un estudio de la Fundación Adecco (2021).

“Vivimos en un limbo. Demasiado jóvenes para jubilarnos, demasiado mayores para contratarnos” “Las empresas no lo estamos haciendo bien, en general, estamos maltratando el talento sénior” – Los expertos advierten que incorporar talento sénior hoy, dará a las empresas una ventaja competitiva. 

¿Por qué la edad ha pasado a ser un factor discriminatorio en el ámbito laboral?

Ya es una realidad preocupante de la que sólo unos pocos se empiezan a hacer cargo. Durante el reciente encuentro ‘Los Empleos del futuro y el futuro del empleo en España’, en el que se presentó el estudio “Índice Manpower Group Séniors 2021-2030”, representantes de grandes empresas con políticas activas para potenciar y retener el empleo senior, compartieron algunas de esas prácticas con las que luchan contra la discriminación en sus organizaciones, pero también hicieron un ejercicio de autocrítica. “Las empresas no lo estamos haciendo bien, en general, estamos maltratando el talento sénior” – Carina Cabezas, presidenta de Sodexo Iberia.

¿Por qué estamos discriminando el talento por la edad?

Los gobiernos hablan de subir la edad de jubilación a los 67 años, sin embargo, el mercado no apunta a que eso sea posible ya que las empresas expulsan del mercado laboral a los mayores de 55 años. Las empresas prescinden de sus trabajadores cuando se acercan a los 60 años, e incluso antes –  Josep Oliver, Catedrático Emérito de Economía Aplicada de la Universidad Autónoma de Barcelona.

¿Qué ocurre con las familias cuando expulsamos a mayores de 55 años fuera del mercado laboral?

«Es una edad en la que es difícil encontrar la incorporación, los senior se enfrentan a esa situación de desempleo con mucho miedo, mucho vértigo y mucha inseguridad” – Gloria Juste.

“Pasar de tener un día 100 mails en la bandeja de entrada y al día siguiente cero, genera una inseguridad, un vértigo y una situación muy complicada. En el día a día hay mucha gente que no lo está pasando nada bien».

Dos de los requisitos que más se repiten en las ofertas de trabajo son la edad del aspirante y sus años de experiencia en el puesto ofertado. La franja de edad que más se demanda es la que va de los 26 a los 35 años. Pasada esa edad, las posibilidades de lograr un empleo descienden conforme los aspirantes suman más años. Algo paradójico si tenemos en consideración que con 45 años un trabajador suele estar en la plenitud de su carrera y los gobiernos hablan de subir la edad de la jubilación a los 67 años.

¿Porque es una ventaja competitiva contar con la experiencia y el conocimiento de los sénior?

  1. Las empresas pueden recibir bonificaciones y beneficiarse de cuantías mensuales por cada trabajador mayor de 45 años que contraten. 
  2. Los empleados mayores de 45 años tienen una mayor experiencia, suelen contar con más de 20 años de experiencia laboral ininterrumpida. Ellos tienen habilidades y competencias que solo se adquieren desde la responsabilidad y la constancia que nos dan los años.
  3. Un sénior es leal a la empresa, tienen objetivos y metas. Buscan estabilidad económica por lo que no faltarás a sus obligaciones y tomarán la empresa como si se tratara de su propio proyecto de vida. Son conscientes de los resultados y de las perdidas de la empresa y del impacto que esto suele tener sobre sus propios puestos de trabajo.
  4. Cuentan con una extensa red de contactos acumulada por su larga trayectoria laboral. La experiencia laboral nos hace mejorar en el control de las emociones y las presiones que rodean al trabajo, no son impulsivos sino todo lo contrario, con la edad se adquiere templanza y criterio.
  5. Contrario a lo que otros pueden pensar, los mayores de 45 años tienen una mayor capacidad de reinventarse y de ser flexibles. En los últimos años, las crisis que han afectado al mercado laboral, ha puesto de manifiesto las habilidades que tienen las personas a adaptarse al medio y los cambios, por lo que los hace competitivos.  

Desde Epim Educación para profesionales apostamos por los perfiles senior. Todos nuestros programas están abiertos a ser liderados por un perfil acreditado académicamente y avalado por su experiencia para dar la instrucción de nuestros programas desde la implementación y puesta en practica de todos los contenidos que los perfiles más jóvenes necesitan para seguir creciendo en su trayectoria laboral.

¿Y usted que piensas? ¿Debería haber equidad y no discriminar por la edad?

Al final todos vamos a llegar a esa edad o al menos esa es la idea.

5fdc894351703 bpfull
Últimas entradas de Raquel Cutillas (ver todo)
23 de febrero de 2022
× ¿Cómo podemos ayudarte?
X