• No hay productos en el carrito.

CONSULTORIA EN ORGANIZACIÓN INDUSTRIAL

La consultoría es un servicio de asesoría profesional independiente que ayuda a la empresa a alcanzar los objetivos, mediante la solución de problemas; descubrir y evaluar oportunidades; mejorar el aprendizaje y lograr la puesta en práctica de los cambios. Como actividad es realizada por una o más personas, en una entidad, para contribuir a la solución de problemas o mejorar el desempeño.

Es un servicio profesional, un proceso de retroalimentación donde el consultor aprende de los miembros de la organización y éstos a su vez, guiados por el consultor, pueden generar un estado de sinergias que permita activar el conocimiento acumulado en el personal.

Durante el proceso, ocurre un intercambio de conocimientos, habilidades y aptitudes en el que ambos aprenden a penetrar en los problemas y a encontrar las soluciones viables para resolverlos.

La consultoría organizacional se puede practicar de muchas formas, debido a la diversidad en las organizaciones y diferentes entornos. Existe una amplia gama de enfoques, técnicas, métodos, modos y estilos de consultoría. No obstante, la consultoría se caracteriza no solo por la diversidad, sino también por ciertos principios y métodos comunes.

¿Cuál es el objetivo principal que busca un consultor?

La consultoría industrial busca mejorar la productividad, poniendo el foco en aspectos como la eficiencia, la organización en el trabajo, el estudio de tiempos y de logística, eliminación de desperdicios, o disminución de los costes de producción. Pilares que siguen vigentes hoy día bajo la filosofía Lean Manufacturing.

¿Cuáles serían las fases del proceso de consultoría?

  1. Iniciación – Primer contacto; diagnostico preliminar; planear el cometido; proponer tareas y firmar compromiso mediante contrato.
  2. Diagnostico – Descubrir hechos; análisis y síntesis y examinar detalladamente el problema.
  3. Plan de Acción – Planificar medidas; elaborar soluciones, distintas opciones; presentar al cliente propuestas de mejora y como vamos a implementar dichas mejoras.
  4. Implementación – Contribuir a la aplicación; propuesta de ajustes y capacitación.
  5. Terminación – Evaluación, informe final, establecer compromisos, planes de seguimiento y retirada.

¿Cuál es la diferencia entre un consultor y un auditor?

  • El auditor es el personal cualificado y capacitado para revisar, examinar y evaluar resultados de gestión administrativa y financiera. 
  • El consultor, por su parte, es el experto que busca nuevas posibilidades para aumentar la productividad.

Por lo tanto, las figuras del auditor y del consultor no solo no se solapan, sino que se complementan. 

¿Por qué contratar a un consultor externo?

Un consultor tiene sentido en cualquier entorno empresarial. Son muchas las pymes que, equivocadamente, creen que el hecho de contratar un consultor externo no es para ellos, que esta figura sólo tiene sentido en las grandes empresas. Nada más lejos de la realidad. No sólo las empresas grandes tienen proyectos empresariales, planes para crecer, voluntad de cambiar procesos o necesidad de replantear la estructura financiera de la empresa. Cualquier empresa, independientemente de su dimensión, se puede encontrar ante alguna de estas situaciones.

Cuando contamos con un consultor externo, estamos contando con su experiencia. Ellos aportan una visión externa y global del mercado, contribuyendo con una visión objetiva ya que no tienen un vínculo directo con la empresa, por lo que su visión será imparcial y nos dirán las cosas como son, no como las queremos ver nosotros.

Por último, es importante identificar bien las necesidades que tenemos y escoger bien al consultor, pues debe ser especialista en la materia. Aunque lo más importante es que nos genere confianza.

En QR, QUICK RESPONSE nos dedicamos a mejorar la competitividad (aumentar y mejorar la productividad industrial, calidad y flexibilidad) de nuestros Clientes, reduciendo sustancialmente el coste de sus procesos clave de negocio, especialmente la producción.

Lo hacemos así:

  • Sin necesidad de inoportunas y costosas inversiones.
  • Optimizando la utilización de los recursos de que disponen en cada momento (mano de obra, maquinaria e inventarios), mediante la racionalización del trabajo y el rediseño organizativo.
  • Aportando un nuevo y más alto valor a sus productos y servicios.
  • Sin deterioro del buen clima laboral.

Nuestros consultores industriales tratarán de aumentar la rentabilidad de sus procesos promocionando y consiguiendo el mayor espíritu de colaboración y rendimiento de sus empleados, y les ayudarán a:

  • Aumentar los niveles de competitividad y rentabilidad de su empresa.
  • Mejorar la calidad de la producción, aumentando al propio tiempo la eficiencia y la productividad industrial de sus instalaciones y mano de obra.

Consúltanos sin compromiso en info@qrconsultoria.com

Últimas entradas de Raquel Cutillas H. (ver todo)
14 de septiembre de 2021
× ¿Cómo podemos ayudarte?
X